Los propósitos principales del sistema respiratorio son proporcionar sangre con oxígeno que luego se lleva a todas las partes del cuerpo y elimina los residuos de dióxido de carbono de la sangre y lo elimina del cuerpo.
Entre otras enfermedades respiratorias están:


Influenza

Comúnmente conocida como “la gripe” es una infección viral altamente contagiosa. Se caracteriza por un comienzo repentino de fiebre alta, tos seca, dolor de garganta, dolores musculares, dolor de cabeza, fatiga, pérdida de apetito, náusea y congestión nasal
Se puede tratar con aceites esenciales como Breathe, melaleuca/árbol de té, ambos pueden usarse de manera tópica como aromática y se recomienda aplicar en el área del timo, pecho, espalda o los puntos reflejo en los pies.

Neunomía

es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación de los pulmones. Los pulmones son infectados por una bacteria, hongo o virus. El resultado es tos, dolor de pecho, dificultad para respirar, fiebre, escalofríos, dolor de cabeza, dolor muscular y fatiga. La neumonía es una preocupación especial para los niños pequeños y las personas mayores de sesenta y cinco años. La neumonía varia en gravedad desde leve hasta amenazar la vida.
Se puede apoyar con aceites esenciales como Breathe, On Guard, ambos pueden usarse de manera tópica como aromática y se recomienda aplicar en el pecho, espalda o los puntos reflejo en los pies.
Si se desea difundir en el aire, poner 4 gotas en ½ taza de agua caliente e inhalar el vapor profundamente.

Para los niños, siempre diluir con aceite portador.
Entre los aceites que se consideran seguros para los niños, se incluye ciprés, incienso, geranio, jengibre, lavanda, limón, mejorana, melaleuca/árbol de té, romero, sándalo, tomillo.

Diluir 1 – 2 gotas de aceite esencial en ½ – 1 cucharadita de aceite portador.
Si son usados para infantes, diluir 1-2 gotas en 2 cucharadas de aceite portador.

Comparte este artículo

Comparte con tus amigos

1
Bienvenido a Vida Saludable Xela, ¿Cómo podemos ayudarle?
Powered by